Las publicaciones, como las revistas internas, de una organización son un vehículo usualmente esencial dentro de la estrategia de Comunicación Interna u Organizacional.

En general, la Comunicación Interna suele ser en muchas empresas un aspecto poco cuidado. Incluso en empresas dedicadas, paradójicamente, a la comunicación, la estrategias de difusión dentro de la institución hacen ver a la misma como “candil de la calle y oscuridad de la casa”.

Aquí ya hay 10 cosas importantes an cuidar en tus contenidos y publicaciones internas:

revisa interna

1.- Calidad como para tus clientes. Hay gente que sólo arregla la casa cuando vienen las visitas. El mensaje que manda es que lo que viven ahí no importan tanto. No brindes una calidad hacia afuera y otra hacia adentro. Una buena comunicación interna motiva, y eso empieza desde el papel, el presupuesto, etc.

 2.- Formato adecuado. No elijas un tamaño, formato o periodicidad sólo porque sí. Asegúrate de que el formato de tu publicación es el idóneo para las características del trabajo en tu institución y los diversos integrantes de la misma.

3.- Historias bien trabajadas. A la gente nos gusta cuando nos transmiten historias o informaciones bien contadas y de manera interesante, aun si ya conocíamos del tema. Trabaja tus notas e historias de manera profesional, como lo haría un medio de comunicación externo serio, y así generarás audiencias realmente interesadas.

4.- Concéntrate en lo humano. Enfócate en las personas, no en las cosas ni en las instituciones. Que la gente de tu organizaicón sea protagonista de tu propia revista interna, céntrandote en historias sobre sus vidas y desempeño. Utiliza recursos de story telling para generar empatía.

5.- Contenidos locales y globales. Entre más grande sea tu organización, más debes procurar que haya variedad de noticias, personas e historias locales de toda tu institución constantemente publicadas. Eso no significa dejar de lado noticias generales de tu organización, pero busca el balance.

6.- Balance imagen – texto. Esfuérzate por tener un diseño gráfico atractivo y moderno. Ganarle un lugar entre todos los estímulos de información que recibe hoy en día cualquier persona, es complicado, así se trate de miembros de tu propia institución. Eso sí, no descuides tampoco al texto, al grado de casi desaparecerlo. Encuentra el balance idóneo entre imágenes y espacios con textos relevantes.

7.- Sin jerarquías. En toda institución generalmente hay jerarquías, pero en tus publicaciones internas, busca tratar a todos por igual. Que no tengan más pesos los directivos que el resto de los miembros de la institución.

8.- Contenido duradero. Busca que tus contenidos sean interesantes, bien trabajados y pensados no sólo para los miembros de tu organización, sino incluso para sus familias. Puedes incluir contenidos especiales para niños, cónyugues o temas de interés de largo plazo y consulta para los propios miembros, de tal m anera que tu revista se vuelva valiosa para guardarla y no tirarla, después de la primer leída.

9.- Ponle rostro a editores. Que los editores, responsables de la publicación y directivos estén bien identificados en tu publicación, que se sienta además que hay una labor humana y cálida detrás, y no que es una publicación mecánica automática.

10.- Interacción y retroalimentación. Por último, asegúrate que tu revista tenga canales eficientes y fáciles de retroalimentación de los miembros que la vean, además de fomentar estos procesos de apertura, sin temer a la crítica, sino, al contrario valorándola para crecer y generar empatía.