Muchas empresas están poco a poco entrando al mundo de las redes sociales, aunque en muchas otras, también, prevalece la reticencia para comenzar a comunicarse a través de estas herramientas.

Más allá de las técnicas y herramientas específicas que se deben de ir aprendiendo a manejar, lo más importante es que al interior de la empresa y desde su liderazgo principal se entiendan los conceptos básicos de comunicación que ofrecen estos nuevos medios y el tipo de relación que implican.

Aquí hay 3 principos esenciales que  sin importar el tamaño o presupuesto de la empresa y sus estrategias, es fundamental entender.

  • DIÁLOGO Y NO MONÓLOGO. La comunicación es un proceso de ida y vuelta, emisión y retroalimentación. Las empresas siguen acostumbradas a “mandar” sus mensajes unilateralmente tratando de convencer a un usuario pasivo. En Internet es necesario escuchar también los mensajes de las personas que se acercan a nuestra marca.
  • LA COMUNICACIÓN ES MÁS VERTICAL, NO HORIZONTAL. En el modelo y medios tradicionales,  la comunicación se ejerce más como si los individuos valieran menos que los grandes corporativos.  La gente, ahora, aunque se relacione con marcas, quiere hacerlo de manera humana y no burocrátifca o corporativa y eso es clave en las Redes Sociales.
  • LA INFORMACIÓN ES DINÁMICA. Hoy en día, muchas de las empresas que estan logrando mejores resultados en Internet están emitiendo un flujo de información constante, a diferencia de las páginas web estátaticas del pasado, síntoma del modelo vertical y unidireccional mencionado.

Los anteriores no son factores especiales para un éxito sobrenatural, más bien estos y otros, son la base desde donde ahora se tiene que partir.

Hay que trabajar para lograr el éxito en la comunicación de una marca, pero hay que empezar por no repetir las claves de antemano condenadas al fracaso, en este caso, por no entender la naturaleza de las nuevas formas de comunicación.